viernes, 27 de marzo de 2015

Pastel Húngaro


Cuando ponen los Mercadillos de los fines de semana, no los de " Pallaaa,  ay volsos de Puiton, Loe-be y Toss).... sino los que yo llamo " mercados pijos", donde se vende artesanía, comida gourmet y ropa de los chinos pero que te lo vende  la pija más pija que le quedo todo mono..., siempre o casi siempre están los Húngaros que venden estos dulces  y  yo siempre  o casi siempre lo compro, porque están buenísimos.....

Ellos lo hacen con una máquina como esta ;




Como nosotros no tenemos esto, para hacerlo hemos usado unas latas envueltas en papel Albal( de aluminio), que no es lo mismo. y no nos quedan igual.. pero es lo que hay...




La receta la he sacado de este blog, Con aroma de vainilla, Ella recomienda no pintar con mucha mantequilla, yo creía que le había puesto poco, pero en cuanto lo metí en el horno, la pasta se deslizó, así que poner muy muy poca... o añadir harina, que supongo resbalar menos. Para la próxima además usaré latas más estrechas..

Estos son los ingredientes:

540 gramos de harina
85 gr. de mantequilla + un poco adicional para pincelar
45 gr. de azúcar glas
3 huevos L
15 gr. de levadura fresca de panadería( o el equivalente de levadura seca, normalmente un sobre)
125 ml. de leche
1 pizca de sal
Azúcar blanco y canela para decorar

6 latas vacías y papel de aluminio para hornear

Primero calentamos un poco la leche y activamos la  levadura ( lo mezclamos)

En un bol mezclamos el azúcar, la harina  luego añadimos la levadura y movemos.

Agregamos los huevos y la sal, y amasamos bien. Incorporamos la mantequilla derretida una vez haya enfriado un poco y volvemos a amasar unos 10 minutos.

Yo lo he hecho con la panificadora en el programa de amasado, siguiendo el mismo orden.

Luego se saca, se hace una bola que no esté pegajosa y se deja en un bol tapado con papel film, hasta que aumente de volumen, unos 45 minutos.

Entonces dividimos la masa en unas seis bolas y empezamos a estirar, haciendo rulos, como con la plastilina, lo más largo y fino que podamos, más o menos para que de tres vueltas a la lata.
Se aplasta suavemente para que se fije mejor a  la lata.


Precalentamos el horno a 220 grados.
Pintamos los rollos de  masa con un poco de mantequilla y los rebozamos en azúcar.
Los metemos en vertical y todo lo separado que podamos en el horno, y dejamos unos 20 minutos o hasta que estén doraditos.

Sacamos, volvemos a pintar con mantequilla y rebozamos en una mezcla de azúcar y canela( al gusto).
Se toman calentitos, y mejor si están  recién hechos.






Aunque no son " nuestras Torrijas" son muy suaves y de gran sabor.

!!!Feliz Semana Santa!!!













No hay comentarios :

Publicar un comentario