miércoles, 24 de septiembre de 2014

Cinnamon Rolls

O Rollitos de Canela.... esta es una receta típica sueca, aunque en EEUU los comen mucho, los vi en el libro que compré de Ikea, pero también he encontrado mucha recetas por la red, casi todos los blogs tienen alguna, lo mismo que le pasa a los donuts... y cada uno con su toque...

 En la cafetería de  Ikea los venden y muy buenos, por eso me he decidido a hacerlos con la receta del libro que compré allí, Fika,  pero variando el relleno, ya que estos usan mazapán y aquí los mazapanes son para la Navidad.

Para el relleno he seguido el consejo de Manu de Cocinandoconcatman, que también los hace y muy parecidos. Esta es su receta.

Ingredientes para unos 40 rollos:


Para la masa

75 gr de levadura fresca
500 ml de leche
1, 8 a 2 litros de harina
200 gramos de mantequilla
200 ml de azúcar
2 huevos
1 poco de sal
1 cucharadita de cardamomo machacado.

Yo he hecho la mitad de estas cantidades  y me han salido unos 16 rollos, dependerá del tamaño que los hagas.

Para el relleno:
Unas dos cucharadas de mantequilla
Azúcar moreno y canela al gusto

Para glasear:
1 huevo
1 cucharadita de agua
una pizca de sal
Azúcar perlada


Todos los ingredientes tienen que estar a temperatura ambiente.
Primero se desmenuza la levadura en la leche templada hasta que se disuelva, se añade gran parte de la harina, la mantequilla a dados, el azúcar, los huevos, la sal y el cardamomo, Se trabaja la masa hasta que sea homogénea y manejable, si incorpora más harina si es necesario.
Se deja reposar en el cuenco tapado con un trapo húmedo o con papel film, hasta que doble de tamaño, entre 30 minutos o una hora.

Una vez haya subido, se extiende con un rodillo, haciendo un rectángulo de menos de medio centímetro de grosor. Si haces toda la masa, mejor hazlo en dos partes, para que sea más fácil trabajarlo.

Se pinta con mantequilla y se añade azúcar y canela por toda la superficie, hasta cubrirla bien. Se enrolla como un brazo de gitano por el lado más largo y se corta en rodajas de unos 2 o 3 cms de grosor.
Se ponen en una bandeja con papel de horno y se dejan reposar un rato, hasta que suban, hay que dejarlas separadas porque aumentan bastante de tamaño.

Antes de hornear se pintan con la mezcla de un huevo, agua y sal, y se espolvorea con el azúcar perlado.

Se precalienta el horno al máximo y se hornean unos 15 minutos, mi horno solo tienen 220 grados, así que ha tardado un poco más...

Son unos bollos parecidos al roscón de Reyes o a los brioches, se secan mucho, así que lo mejor es comerlos pronto, conservarlos en bote hermético o congelar los que no vayas a tomar.
Yo al día siguiente los caliento un poco en un grill y quedan muy bien!












1 comentario :